Como cada año, a estas alturas, y sin haber acabado aun los impuestos de 2018 en el ámbito societario, ya estamos pensando todos en el plano personal, con el punto de mira puesto en nuestro querido o temido (depende del momento) Impuesto de la Renta.

Digo querido, porque hay años, raros, pero los hay, en los que Hacienda (que ya sabemos que somos todos..) nos devuelve, lo que nos ha quitado (así, con todas las letras.. ) el año anterior.

Y será inevitablemente temido, aquellos años en los que nuestra vida económica nos haya ido un poco mejor, y que se hayan conjugado los astros para tener nuestro bolsillo un poco más llenito. Ya sea por que hayamos decido cambiar nuestra vivienda familiar por un chalecito, hayamos decidido irnos a vivir a la playa una vez jubilados, o hayamos tenido la suerte de hacer una venta favorable de las acciones que teníamos guardaditas.. tendremos que pagar a esa hacienda tuya.. a esa hacienda nuestra.

Pero sabias que otra opción de vida?? A parte de irte a vivir debajo de un puente..

Puedes salvarte de pagar por esas plusvalías esporádicas en determinados casos, cuando esa ganancia patrimonial es reinvertida, y dependiendo de las siguientes condiciones:

  • Venta de vivienda habitual.

La ganancias que obtengas por la venta de tu vivienda habitual, deberás reinvertirlas en la compra de otra vivienda habitual, o su rehabilitación, en los dos años posteriores, o haberlo invertido ya en los dos años anteriores a la venta.

Ojo ¡! Tendrás que poner en la renta que te acoges a esta exención siempre que vayas a reinvertirlo en los dos años posteriores. Si no lo haces, no podrás acogerte posteriormente a ella.

  • Venta de Acciones o participaciones

El beneficio que tengas por la transmisión de acciones o participaciones de las que ya hubieras obtenido deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación, estará también exento si vuelves a invertirlo en el mismo tipo de entidades antes de un año.

Ojo ¡! También tendrás que ponerlo en tu renta, si no lo haces dentro del mismo ejercicio de la venta

  • Reinversión en rentas vitalicias.

Si eres mayor de 65 años y vendes algún elemento de tu patrimonio, podras acogerte a la exencion del pago del impuesto siempre que constituyas una renta vitalicia asegurada a tu favor dentro de los seis meses siguientes y que empieces a percibirla en el plazo no superior al año desde su constitución. Pero solo podrá decrecer hasta un 5% el importe anual respecto del año anterior.

Ojo ¡! El limite está en 240.000 €

Debo avisarte que la parte que no quede exenta, tendrá que ser tributada.

Animo, que tenéis todo el año para pensarlo.

Pin It on Pinterest

Share This
1
Hola soy Mister Pi
¿En qué podemos ayudarte?
Powered by